jueves, 22 de noviembre de 2012

La Escuela de Circo Social comienza su programación



Desde hace más de 8 años los actores sociales -colegios, asociaciones, centros de tiempo libre y de ocio para jóvenes- del barrio de San Pablo en el Casco Histórico de Zaragoza realizan actividades de circo como herramienta educativa y de socialización. En los últimos 4 años estas actividades se han visto reforzadas en la práctica de las disciplinas de circo con adolescentes y jóvenes ofertadas desde los PIEE’s de los Institutos y las Casas de Juventud del Casco Histórico y también el Centro de Tiempo Libre “Cadeneta” de San Pablo, desarrollando un trabajo de calidad basado en la integración de grupos vulnerables, y permitiendo la mejora de determinadas situaciones de riesgo social.

A finales de 2011, impulsado por el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural de la Obra Social de La Caixa, se constituye un grupo de trabajo y reflexión en torno al circo integrado por educadores con amplia experiencia y formados en diversas disciplinas circenses. El desarrollo de su actividad en diversos espacios educativos en el ocio y el tiempo libre infantil y juvenil del Casco Histórico, fue el origen del Primer Festival de Circo Social (mayo 2012) y de la decisión de crear la Escuela en este mismo año.

Actualmente la Escuela de Circo Social, gracias al impulso y el apoyo económico del Plan Integral del Casco Histórico, Zaragoza Cultural y con la colaboración de más de 20 recursos para infancia y juventud, así como colectivos sociales y culturales del Casco Histórico, va a abrir su programación la primera semana de diciembre para niños y niñas, adolescentes y jóvenes de 8 a 30 años.

Esta Escuela será un espacio  de encuentro y convivencia, de formación e información en el que se impartirá las disciplinas de malabares, acrobacia, equilibrios, aéreos, danza, teatro y creación de números artísticos.

El curso se plantea como una actividad de tres horas semanales que comenzará la primera semana de diciembre y finalizará en mayo de 2013.

También está prevista la realización de distintos cursos monográficos abiertos a la participación tanto de alumnos del curso regular como otros nuevos.

Para la inscripción o ampliación de información sobre grupos, horarios y tarifas:

Centro Sociolaboral de la Fundación Federico Ozanam
Calle Boggiero, Nº 53 - Zaragoza

Teléfono: 976 282 918

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Los ciudadanos más jóvenes también valoran la Carrera del Gancho

El pasado 20 de noviembre, los escolares zaragozanos participaron en la novena edición del Pleno Infantil de Zaragoza, celebrado bajo el lema 'Mejorando el barrio, somos ciudadanía activa'

El portavoz del Colegio Antonio Machado, que resultó elegido alcalde infantil fue el encargado de trasladar las propuestas a los representantes de los cuatro grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza y al alcalde, Juan Alberto Belloch.

Los 31 concejales infantiles del Ayuntamiento de Zaragoza de edades comprendidas entre los 10 y 16 años y procedentes de ocho colegios de la ciudad (Montecanal, San Agustín, La Milagrosa, Agustín Gericó, Marcos Frechín, Antonio Machado, Escuelas Pías y Valdespartera), fueron elegidos por su compañeros en unas elecciones celebradas en sus respectivos centros educativos.


El medio ambiente, el transporte, la movilidad y la seguridad vial fueron los principales asuntos que abordaron en sus manifiestos.


Entre las actividades organizadas anualmente, los niños y niñas destacaron la Carrera del Gancho como una acción que sirve para dinamizar el barrio y promover la ciudadanía activa, además de contribuir a la integración de las personas de diferentes culturas. Los pequeños gobernantes por un día concluyeron que deberían aumentar este tipo de iniciativas, a nivel ciudad, con colaboración municipal en actividades deportivas, campañas de solidaridad, actividades conjuntas entre personas de la tercera edad y jóvenes etc.

El manifiesto completo puede leerse en este enlace:

www.zaragoza.es/ciudad/educacion/manifiesto-pleno12.htm

martes, 13 de noviembre de 2012

Aragón TV Granjeros por un día


Primera visita de escolares este curso a la Granja Escuela CAI Torrevirreina en un reportaje emitido por el programa "Aragón en Abierto"

miércoles, 31 de octubre de 2012

Enrique Santamaría: "estar al frente de Ozanam refuerza mis creencias e ideales"



Enrique Santamaría es un hombre de aspecto serio y de trato muy afable, cercano y cordial. Una persona que transmite serenidad. Seguramente debido a que, a su naturaleza se suma la gran experiencia y conocimientos que ha acumulado a lo largo de su vida. De mirada transparente, cuando habla cautiva porque con su argumentación siempre consigue despertar y mantener el interés de su interlocutor.
Actualmente Enrique es el presidente de la Fundación Federico Ozanam. Cargo que lleva con rigor, eficacia y mucha, mucha elegancia.

Enrique, nos gustaría saber cómo llegó a la Fundación y hasta su actual cargo.
Yo había sido director de Gay, centro comercial, conocía la Fundación a través de mi esposa que lleva 20 años como voluntaria del Rastrillo y porque era amigo de Manolo Sangüesa, entonces presidente de las Conferencias de San Vicente de Paul,  institución impulsora del Rastrillo, que luego se transformó en la Fundación Federico Ozanam. También tengo un amigo, Raúl Blanco,  que formaba parte del patronato y, cuando la Fundación se hizo cargo del desarrollo de un proyecto para la creación de microempresas, buscaron a alguien que no estuviera vinculado con la Fundación, que entendiera del tema y pudiera formar parte de la comisión de evaluación de los proyectos. Entonces fue cuando me llamaron.
Luego me ofrecieron formar parte del patronato, posteriormente fui tesorero y, finalmente, cuando Ricardo López Cuesta dejó su cargo de presidente en 2005, relevarlo fue realmente un honor.
Estamos en fechas de Rastrillo y usted conoce bien este gran evento ¿puede darnos su visión personal?
Lo cierto es que hace años la imagen del Rastrillo era muy diferente. Se trataba de una acción que se llevaba con mucha ilusión, con gran trabajo, todo estaba basado en mucho esfuerzo personal. Imagínate, el Rastrillo se llegó a montar en “la chimenea” en el Actur, con todas las dificultades que eso conllevaba, sin olvidar el frío que pasaban las voluntarias  durante los diez días.
Posteriormente se fue profesionalizando, se ampliaron los stands, empezamos a traer cosas nuevas, y poco a poco se fue dotando  de un sistema de organización más fuerte. Ahora mismo, la Fundación tiene dos naves que se dedican íntegramente al Rastrillo y personas, además de las voluntarias, dedicadas íntegramente.
Cuando hace un tiempo presentaron la memoria de la Fundación, nos llamó la atención que ustedes hacían frente a los recortes con fondos propios y del Rastrillo Aragón, para no dejar de ayudar a quienes lo necesitan.
Sí, hasta hace dos años, los fondos del Rastrillo se destinaban a residencias ahora, tras los recortes en formación y empleo, hemos decidido que es importante mantener e incluso reforzar estos servicios. Por ejemplo, en breve vamos a trasladar la sede de la Fundación y los locales que dejamos van a servir para que se ubique allí la agencia de colocación para atender en un espacio más adecuado a los desempleados. Porque, pese a la situación actual, hay opciones de encontrar puestos de trabajo.
Otra parte importante de lo que se recauda con el Rastrillo va destinado a becas para aquellas personas mayores que necesitan residencia y no tienen recursos. Esto lo hacemos analizando cada caso con mucho rigor. Siempre que los hijos cuentan con recursos, deben colaborar. Tiene que ser así porque cuando la Fundación decide becar a un mayor, es para toda la vida. No hay vuelta atrás.
Con la crisis se dice que los que actualmente tienen mayor capacidad adquisitiva son los mayores de 65 y que los hijos pasan a depender económicamente de ellos. ¿Han notado en este sentido algún caso de abuso?
Lo cierto es que alguno, pero relativamente pocos. En general, las familias valoran que los padres estén bien atendidos por encima de todo.  
Además trabajamos en red con Ayuntamiento, CARITAS, Gobierno de Aragón… que nos derivan casos de personas que realmente lo necesitan y que van con informes elaborados por profesionales.
¿Qué le ha parecido que en esta edición la banda sonora del Rastrillo sea la canción de Drexler “Todo se transforma”? Tiene algún ejemplo que lo refleje.
Me parece muy acertada para el Rastrillo porque realmente es eso. Las personas nos donan objetos, cosas, con generosidad, porque saben que luego se van a transformar en ayudas a personas que lo están necesitando.  No es que las personas hagan donaciones para luego recibir algo material a cambio, pero es cierto que entre los miles de donantes, habrá algunos que acaben recibiendo respaldo de la Fundación (o de otro servicio social)
Recuerdo el caso de un señor que un buen día, y por la causa que fuera, donó todos los objetos, colecciones y otros bienes  que tenía a la Fundación. Al cabo de los años era una de las personas que nos solicitaba plaza de residencia.
¿Existe algún Rastrillo en España de las características del que ustedes organizan?
No. No hay ninguno. En Madrid hay uno pero muy diferente, porque es una organización que cede los espacios a empresas y comercios,  pero no tiene nada que ver con el nuestro basado en las donaciones y el voluntariado.
Hablando de voluntarios. En el Rastrillo hay más de 800 voluntarios. Bueno, en su mayoría mujeres. ¿Las conoce usted a todas?
Me gustaría mucho,  pero creo que es imposible. Eso sí, conozco a las más involucradas en cada stand. Sin embargo estoy al corriente de los esfuerzos que muchas de ellas hacen por estar aquí. Algunas están en procesos de enfermedades graves, hay quien está viviendo algún proceso de duelo e, incluso alguna pide vacaciones en su trabajo habitual para no faltar a su cita con el Rastrillo.
No tengo ninguna duda de que lo fundamental en esta acción en la generosidad y entrega de las voluntarias. Muchas de ellas  trabajan todo el año en la preparación del Rastrillo.
Fíjate si es importante su entrega que si las horas que destinan al Rastrillo se pagaran al mínimo, en lugar de beneficios, tendríamos pérdidas. Por eso el valor añadido del Rastrillo es la entrega y la generosidad.
Tampoco debemos olvidar que el Rastrillo no existiría si no fuese por  la donación de particulares, empresas y comercios. En este sentido quiero destacar que el número de empresas colaboradoras es cada vez mayor. Tal vez debido al auge reciente de la Responsabilidad Social Corporativa.
Para los que tenemos la suerte de conocer la Fundación desde distintos frentes, hay algo que llama la atención. Se trata de una entidad con un patronato, en apariencia, tradicional pero que, sin embargo, esto no la limita a la hora de ejecutar las acciones. Prueba de ello es que nos encontramos, gestionados por la misma organización, dos eventos tan distintos como el Rastrillo Aragón y la Carrera del Gancho.
La función del patronato no es la de la gestión diaria, sino la de velar por el futuro, marcar las líneas de acción y ejercer una función de control interno.  En el patronato actual hay una mezcla de patronos que por nuestra trayectoria en contacto con la realidad, tenemos una visión muy actual de las cosas. Yo mismo, creo que no estoy anclado en una mentalidad cerrada. Incluso, en ocasiones, somos los patronos, y no la directiva,  los que impulsamos alguna iniciativa.
Hay patronos con trayectorias diferentes pero muchos, por sus trabajos, han estado en contacto con la realidad y eso equilibra la prudencia  a asumir nuevos proyectos que tienen los que pertenecen al sector más conservador.
En cuanto a acciones tan opuestas como dices, todo tiene su explicación. La Carrera del Gancho nace a iniciativa de Cadeneta que, en sus orígenes era un centro gestionado por la parroquia de San Pablo, La Fundación  y alguna otra asociación. En un determinado momento, sus problemas internos hicieron que corriera el riesgo de desaparecer. Es entonces cuando ofrecieron a la Fundación asumir el proyecto como propio para que los beneficiarios, en este caso niños y niñas en situaciones difíciles, no se quedaran sin el servicio.
Con esto quiero decir que nos han venido actividades  sin que las buscáramos. Cuando esto sucede nos preguntamos ¿podemos aportar algo que lo mejore? ¿Es viable?, en ese caso adelante.
Lo cierto es que nos cuesta mucho decir que no. Si a eso añadimos que nuestro equipo directivo, cuando cree en algo, lo presenta tan atractivo y tan bien, que resulta muy tentador.
En la Fundación son 600 personas trabajando y está demostrado que son grandes profesionales que, además, creen y viven intensamente su trabajo. ¿Cómo se consigue?
Es cierto que contamos con excelentes profesionales. Yo estoy seguro de que la base de esa entrega y eficacia está en el equipo directivo. Muchos de ellos empezaron en esta casa como voluntarios y después, por su trayectoria, conocimientos y entrega, pasaron a ocupar puestos de responsabilidad. Es cierto que las personas que han vivido esa trayectoria trabajan en otra dimensión y lo trasladan a su equipo.
No debe ser fácil gestionar una entidad como la Fundación Federico Ozanam
La Fundación tiene que funcionar profesionalizada como una empresa, para dar las mejores prestaciones, pero con otra finalidad que, en este caso es la de prestar un servicio social. El 40 % del presupuesto es para Acción Social y en la Fundación tan sólo destinamos un 5% a gastos de estructura. Así se consigue rentabilizar al máximo todos los recursos. Este es un principio de la entidad.
Y usted, Enrique, jubilado, buena salud y todo lo necesario para poder hacer lo que le plazca, ¿por qué Ozanam?
Por muchas razones. Yo aporto mi tiempo y mis conocimientos y, a cambio, lo que recibo es tantísimo… Me siento útil, me obliga a reciclarme en muchos aspectos y, por supuesto, refuerza mis creencias e ideales. Recibo tantas cosas de la Fundación que, para mí, es una bendición.


jueves, 25 de octubre de 2012

El Rastrillo Aragón transforma la solidaridad en empleo y formación

"Cada uno da lo que recibe
y luego recibe lo que da,nada es más simple,no hay otra norma:nada se pierde,todo se transforma"

Este es el estribillo de la canción de Jorge Drexler que, con la autorización altruista del autor, sonará en la XXVI edición del Rastrillo Aragón, desde mañana viernes 26 de octubre y hasta el próximo 4 de noviembre en la sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza.

El Rastrillo, impulsado por la Fundación Federico Ozanam, es posible gracias al trabajo voluntario de más de 850 personas y la colaboración de más de 500 empresas. El esfuerzo de todos ellos, y la solidaridad de los ciudadanos, se ha convertido en un valiosísimo recurso para la obra social de la entidad.

Los fondos recaudados este año se destinarán a tres líneas de acción prioritarias como son los programas de apoyo a la formación de jóvenes sin recursos; la mejora de la atención a personas desempleadas, con actuaciones de orientación profesional y acompañamiento en su proceso de búsqueda de empleo; y el mantenimiento del programa de becas de los Centros para Mayores de la Fundación, para seguir ofreciendo una atención integral a personas mayores con limitaciones físicas, psíquicas y/o sociales, independientemente de su situación económica.


Y todo gracias a que cada año, alrededor de 150.000 zaragozanos contribuyen de forma solidaria, bien sea con la donación de productos o con sus adquisiciones en el Rastrillo. 

Todo está listo para que el Rastrillo Aragón arranque con la ilusión de superar retos solidarios. 

Desde mañan viernes 26 de octubre y hasta el 4 de noviembre, en horario de 11,00 a 21,00 horas la cuenta vuelve a empezar y Zaragoza está invitada a colaborar de la forma más solidaria.


miércoles, 17 de octubre de 2012

Pequeños aprendices de granjero


 La Obra Social de Caja Inmaculada y la Fundación Federico Ozanam han puesto en marcha la segunda edición del programa “La naturaleza más divertida sin salir de Zaragoza” para escolares de segundo ciclo de Educación Infantil y primer ciclo de Primaria de las tres provincias aragonesas. El curso lo inauguran hoy miércoles 50 alumnos del colegio Condes de Aragón.

Este novedoso programa de ocio educativo se desarrollará hasta junio en las instalaciones de la Granja Escuela CAI-Torrevirreina del barrio de Movera, con estancias de un día de duración o jornadas de mañana o de tarde. Abarca tres tipos de actividades para grupos de hasta 50 niños: las primeras son las actividades de “Huerto”, que ayudan a los escolares a conocer las principales verduras, frutas, hortalizas, en qué época crecen, y a diferenciar entre las de raíz, hoja y fruto. Además, aprenden las principales labores del campo y realizan alguna de ellas.

Las segundas consisten en actividades de “Granja”, que les permiten estar en contacto con numerosos animales (cabras, ovejas, conejos, patos, cerdos vietnamitas, perdices, gallinas, pollos, ponys, pavos reales, tortugas, gatos o perros), darles de comer y ver cómo viven. El tercer bloque de actividades del programa se dedica a descubrir el “Ecosistema”, con paseos por la finca para que puedan apreciar las características del entorno, sus árboles, pájaros e insectos. Asimismo, se les explica cómo animales y plantas conviven en armonía.

El curso pasado participaron 1.500 alumnos de 27 colegios aragoneses. Los fondos recaudados procedentes de las inscripciones se utilizan para sostener los proyectos de la Fundación Federico Ozanam dirigidos a personas desfavorecidas. Los centros pueden realizar las reservas en el teléfono 976 584 121 y en el correo electrónico torrevirreina@ozanam.com

martes, 16 de octubre de 2012

Niños y mayores compartiendo experiencias en la residencia de Oliver



Con motivo del Día Internacional el Mayor, celebrado el 1 de octubre, en la residencia CAI-Ozanam Oliver se organizó una actividad intergeneracional.

Un grupo de niños del barrio del Gancho que fueron guías turísticos en la pasada edición de la Carrera del Gancho, prepararon una visita virtual al barrio para los mayores.


Los niños y niñas, de entre 7 y 12 años, enseñaban las fotos y explicaban la historia de los edificios, para qué se habían utilizado en el pasado y su función actual. También mostraron fotos de la Carrera del Gancho y relataron a su atento público todo lo que sucedió ese fin de semana.

El grupo de personas mayores ya había colaborado con la Carrera haciendo los vencejos que sirvieron para decorar las calles. Incluso alguno de ellos había vivido en el Gancho y compartió su historia con todos.


Todos los participantes, grandes y pequeños, estaban muy contentos: los mayores apreciaron mucho la visita y aplaudían a los niños por lo bien que contaban las historias del barrio; y los niños se mostraban encantados tanto con la actividad, como con la exquisita merienda que se les ofreció después.


viernes, 21 de septiembre de 2012

Presentación en rueda de prensa de la Carrera del Gancho 2012

La Consejera de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Zaragoza, responsable de las relaciones internacionales de la ciudad, Lola Ranera, Jérôme Margot, Concejal adjunto de Cooperación transfroteriza del Ayuntamiento de Pau y del barrio Pau Sur, y el presidente de la Fundación Federico Ozanam, Enrique Santamaría, representante en este acto del colectivo emergente CH+ (Casco Histórico en positivo) junto a Françoise Paugam, presidenta del Colectivo PPF (Pirineos Por Favor) de Pau han firmado esta mañana un anexo para oficializar la colaboración de los colectivos más activos de ambas ciudades: el Casco Histórico de Zaragoza y el barrio de Berlioz de Pau.

Tras la firma, el Consejero de Acción Social, Roberto Fernández, el Concejal presidente de la Junta del Casco Histórico, José Manuel Alonso, y José Manuel Latorre “Seve" de la Fundación Federico Ozanam, acompañados por algunos artistas de esta edición, han presentado en rueda de prensa la novena edición de La Carrera del Gancho que, bajo el título, "El viaje al Gancho" comienza mañana mostrando a la ciudad todo el potencial artístico del barrio más intercultural y participativo de la ciudad.

Murales artísticos, exposiciones, maletas viajeras, señales turísticas, y hasta un barco gigante encallado junto a la torre de San Pablo y el barrio, que estará decorado con más de 2.000 vencejos de papel creados en el verano en los talleres de vecinos y vecinas. Las calles de San Pablo se van a convertir así en todo un destino turístico y ciudadano digno de ser visitado por toda la ciudad, y serán el escenario de un programa artístico que ofrecerá gratuitamente más de 90 actuaciones, pasacalles y talleres creativos protagonizados por todas las generaciones del barrio desde el sábado a las 18:00 de la tarde, hasta el domingo a las 22.00 horas.

En total, más de 80 colectivos del barrio del Casco Histórico y de toda la ciudad trabajan desde febrero en los preparativos de la nueva edición de esta gran fiesta de la convivencia intercultural y de las artes en la calle, que llena la plaza de San Pablo y alrededores, de arte urbano, circo, teatro de calle, danza y músicas tradicionales y del mundo, cuentacuentos, conciertos… y diversos talleres de expresión artística. La Carrera es una construcción colectiva que además cuenta con la participación internacional de jóvenes belgas y franceses del intercambio juvenil europeo de Teatro y Circo Social que se desarrolla en el barrio, junto a vecinos de la Maison de la Jeunesse et la Culture BERLIOZ (Pau) y de la Asociación PPF Pirineos por Favor.

Además, la sinergias creativas que crea la cita artística de la Carrera del Gancho no tienen límites y cada año incorpora numerosas novedades, como en esta ocasión el concurso de la mirada móvil (para grabaciones que se hagan con el móvil durante la carrera), videoinstalaciones en los comercios del barrio, propuesta gastronómica en la calle Broqueleros, la Orquesta Intercultural del Gancho (OIGAN), carteles protagonizados por los vecinos más populares del barrio e infinidad de propuestas cada vez más originales que llenan el atractivo e intercultural programa artístico (que se adjunta).

Bajo la dirección artística de la compañía de teatro de Los Navegantes, con las aportaciones de todos los vecinos, entidades y colectivos culturales implicados, la Carrera del Gancho 2012 es posible gracias a la colaboración e impulso de la Fundación Federico Ozanam, del  Área de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza, la Junta de Distrito del Casco Histórico, la Oficina del PICH y el proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural ICI de la Obra Social “la Caixa”.
 

jueves, 13 de septiembre de 2012

ICI, UN PROYECTO NACIDO POR Y PARA LA CONVIVENCIA

La Obra Social “la Caixa”, en el marco del trabajo que desarrolla en relación con el fenómeno migratorio y la diversidad cultural, ha puesto en marcha el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural en diferentes barrios y municipios de España, con el objetivo de generar un modelo de intervención social  que persigue la adaptación de la ciudadanía a la situación multicultural actual y el logro de una convivencia plena y enriquecedora. En el Casco Histórico de Zaragoza, lo desarrolla con la Fundación Federico Ozanam con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza. Hoy hablamos con José Manuel Latorre, coordinador del proyecto para que nos lo explique con más detalle.
Vivimos rodeados de siglas, y este proyecto no podía ser menos ICI (Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural) Pero,¿ nos puedes explicar en pocas palabras y para todos los públicos este  nombre?
El desarrollo comunitario se basa en la convicción de que una comunidad  -el Casco Histórico- en la que actúan la Administración, los recursos técnicos y profesionales y la ciudadanía pueden, tras un proceso de conocimiento mutuo y de coordinación, mejorar las condiciones físicas, sociales y ambientales, conseguir aumentar las relaciones de convivencia entre personas, entidades y culturas diversas. Y ese proceso, a lo largo del tiempo, genera una mayor cohesión social y vecinal, promueve soluciones más adecuadas a los problemas del barrio y actúa como prevención ante posibles conflictos futuros relacionados con la diversidad cultural de sus vecinos y de la ciudadanía en general.
¿Cómo ha llegado a realizarse en Zaragoza y qué instituciones y organizaciones integran el proyecto?
El proyecto que la Fundación Federico Ozanam presentó a la Obra Social  fue uno de los 17 seleccionados entre los más de 220 presentados en toda España obteniendo una altísima puntuación por su originalidad y por las posibilidades de desarrollo que tenía, así como por la experiencia de trabajo comunitario de la entidad en el barrio. Para su aprobación, una de las condiciones era que el Ayuntamiento de Zaragoza garantizase su desarrollo, se implicase activamente y colaborase en su desarrollo. Hay más de 180 organizaciones y/o recursos del barrio implicados de una forma u otra  en las distintas acciones que se llevan a cabo.
¿Qué acciones y a qué grupos humanos afecta?
Proponemos una movilización progresiva y total de todos los sectores del Casco Histórico: desde el educativo al económico y desde la salud al empleo, la cultura y la acción social. Cada uno desde donde está, con sus recursos y con el nivel de implicación que pueda aportar. Y todo ello para conseguir que todos los agentes del territorio participen y protagonicen los procesos que se desarrollan y cuyos destinatarios principales son la infancia, la juventud y la familia. Todo ello para proponer que el Casco Histórico se pueda identificar y consolidarse como un Territorio Socialmente Responsable donde desde todas las esferas pueda conseguirse mejorar las condiciones de vida, reducir sus problemas y consolidar y aprovechar sus potencialidades como grupo humano y como barrio.
Entre las nuevas acciones estratégicas –o con efecto multiplicador- que impulsamos desde el ICI destacamos por su importancia una Estrategia de Participación Infantil del Casco Histórico donde los niños participan y se consideran sus opiniones y necesidades integrales en todas las esferas que les afectan. Una Escuela de Circo Social del Casco Histórico donde los jóvenes pueden participar, formarse, y convertirse en formadores de otros y acceder a una profesionalización en artes circenses de nueva generación. La creación de un Decálogo Saludable para el Casco Histórico como nueva cultura de salud y bienestar aplicado a las personas, los recursos, el medioambiente, y el entorno, donde se desarrollen procesos de sensibilización, información y formación para vivir mejor en el territorio. Entre las acciones a consolidar y aumentar su potencialidad y desarrollo tiene un lugar destacado la Carrera del Gancho como acción social y cultural de movilización e impacto global positivo creciente.
¿Cómo se implica a las personas en un proyecto así?
Dejando de considerarlas como “usuarios” o “clientes” y aumentando, entre otras, cosas su información, proporcionándoles oportunidades formativas e informativas, generando espacios de relación intercultural reales, para que sean protagonistas activos de las acciones que se desarrollan, y aumenten su capacidad de decisión, su visión y opinión crítica. 
¿Qué es el Espacio Técnico de Relación del Casco Histórico?
Es una de las herramientas del propio proyecto para conseguir sus objetivos, y se basa en la consideración de que los técnicos –de todos los sectores y/o ámbitos de la vida- del Casco Histórico pueden y deben ser parte activa en el análisis y diagnóstico de la realidad, y en la propuesta de una agenda de trabajo y de acción para el propio barrio.  O lo que es lo mismo, es un marco de trabajo técnico donde  coordinar acciones, valorarse y encontrar las soluciones más adecuadas a las necesidades que tiene planteado el propio barrio en relación con la convivencia y la diversidad.
¿Cómo se consigue que sea práctica una reunión en la que participan tantas personas?
El ETR es más que una reunión de técnicos. Es una nueva manera de trabajar en coordinación  y comunicación permanente, por lo que periódicamente los técnicos han de encontrarse para constatar avances e identificar retos, necesidades y problemáticas así como recursos y posibilidades para hacerles frente. 
Para garantizar su éxito, progresivamente ha de estructurarse partiendo de que aquellos recursos técnicos que puedan tener una mayor implicación sean los que actúen de motor y aquellos que menos implicación puedan tener, sean los que estén adecuadamente informados y ejerzan tanto de emisores, como receptores de ideas, recursos,  acciones y actividades.
El ICI se lleva a cabo en otras ciudades. ¿Qué relación se mantiene con ellas? ¿Hay alguna actividad conjunta?
El proyecto tiene detrás un trabajo de coordinación y de vínculo entre territorios muy amplio. La dirección científica y los asesores del proyecto son quienes trabajan para que la metodología básica del proyecto se implemente de forma adecuada y adaptada a la realidad del territorio en el que se desarrolla.  El análisis de la información, el balance del impacto del trabajo obtenido genera unas conclusiones generales del proyecto a nivel global (de los 17 territorios), lo que sirve para mejorar y enriquecer el proyecto de nuevo en cada zona. Hay un sistema de retroalimentación y mejora permanente.
Las acciones de carácter social y cultural para generar relaciones de convivencia intercultural en los 17 territorios del ICI, e identificadas como Acciones Globales Ciudadanas han sido el primero de los hitos comunes. Inspirados en acciones como la Carrera del Gancho, en cada territorio y a iniciativa de cada uno de los equipos, pero con pautas similares para todos ellos. se han desarrollado acciones comunitarias donde el conjunto de los ciudadanos, técnicos y la Administración colaboran y participan en una acción sociocultural de amplio calado ciudadano e institucional. En Zaragoza ha supuesto el nacimiento de la Escuela de Circo Social del Casco Histórico cuyo desarrollo tendrá lugar en siguientes ejercicios.
Y a largo plazo… ¿Qué futuro le espera al ICI?
Lo importante es el proceso comunitario que se está desarrollando y que poco a poco supone una mayor implicación y activación de todos los sectores en la transformación social del barrio, en la mejora de sus lógicas como territorio humano y donde confluyen diversos técnicos con competencias variadas y a la vez complementarias. Por todo ello, desde el equipo ICI trabajamos para apoyar procesos ya existentes, generar nuevos procesos y acciones de carácter comunitario que mejoren la convivencia intercultural, y para tratar de garantizar que en las nuevas acciones y planes que incidan en el Casco Histórico se propicie la interrelación entre sus protagonistas (Administraciones, Técnicos y Ciudadanía). Por tanto el proyecto ICI deberá desaparecer como tal una vez que quede instalada y consolidada la metodología que proponemos, y el desarrollo las acciones y los procesos emprendidos en estos años en forma de lo que podríamos denominar una programación comunitaria y una agenda común compartida entre todos los protagonistas. Todo ello tras  constatar que las condiciones en las que ha de desarrollarse una auténtica convivencia intercultural en el Casco Histórico han mejorado y son las idóneas.
Enhorabuena a todos los impulsores y agentes implicados en este gran proyecto que apunta y consigue una convivencia real.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Todo en marcha para emprender "El Viaje al Gancho"

Dentro de los proyectos que la Fundación Federico Ozanam ha desarrollado dirigidos a la dinamización social y comunitaria mediante propuestas artísticas, tiene un papel destacado La Carrera del Gancho, ya que desarrolla una gran labor para favorecer la relación intergeneracional e intercultural además de impulsar procesos de revalorización del Barrio de San Pablo, conocido como “El Gancho”, y de apertura a la ciudad.
Como proyecto de Dinamización de Barrio de San Pablo, y su entorno (Casco Histórico) nació en 2004, tras una reflexión sobre el impacto de las propuestas educativas iniciada en 2000. Ahora “La Carrera del Gancho”  se ha consolidado como una acción social y cultural de barrio que cumple, progresivamente, con los objetivos con los que se creó y que es referente para otras ciudades y países. En este gran evento de artes de calle participan vecinos y vecinas de San Pablo, entidades sociales y culturales, instituciones, artistas, empresas, centros de mayores, etc., un colorista y variado equipo humano que se amplía año tras año.
La edición de 2012 es la novena que la Fundación Federico Ozanam impulsa con el apoyo del departamento de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza, la Junta de Distrito de Casco Histórico, la Oficina del PICH y desde hace unos años La Caixa.
La Carrera del Gancho 2012, bajo el título “El viaje al Gancho”, se celebrará el fin de semana del 22 y 23 de septiembre. Esos días, las calles de San Pablo y alrededores se llenarán de golondrinas viajeras, danzas y músicas de todo el mundo, verbenas y señales viajeras que nos llevarán hasta bonitos paisajes imaginarios sin salir del corazón de la ciudad.
Toda la información sobre programación, participantes y talleres se puede encontrar en
carreradelgancho.blogspot.com.es
En Twitter @carreragancho

FECHAS: 22 y 23 de septiembre.
HORARIO: desde el sábado a las 17,00 horas hasta el domingo a las 20,00 horas. LUGAR: Plaza San Pablo y Las Armas, y calles S. Pablo, S. Blas, Armas, Miguel de Ara, Broqueleros y alrededores.
ORGANIZA: Fundación Federico Ozanam, junto a más de 80 colectivos vecinales, sociales y artísticos del barrio y la ciudad.
IMPULSAN: Ayuntamiento de Zaragoza (Acción Social, Junta de Distrito del Casco Histórico y Oficina del PICH)
PARTICIPAN: Más de 500 personas (actures, bailarines, músicos y vecinos y vecinas del barrio y de otros puntos de la ciudad.
DIRECCIÓN ARTÍSTICA: Teatro Los Navegantes.
DIRECCIÓN DE ARTE: Fenando Lasheras.
COMUNICACIÓN: IdeasAmares

miércoles, 22 de agosto de 2012

Espacios para disfrutar

Los Centros de Día Ozanam facilitan la vida a nuestros mayores y sus familias. En ellos se les proporcionan los cuidados que necesitan, mientras disfrutan de una amplia oferta de ocio y se relacionan con otras personas.

Como hemos ido viendo estos días, la atención de calidad, la cercanía al usuario y la profesionalidad son la característica común de todos los profesionales de esta red de centros integrada por:

CENTRO DE DÍA CAI-OZANAM
C/ Venecia 32, 34. 50007 Zaragoza

CENTRO DE DÍA CAI-OZANAM OLIVER
C/ Ibón de Escalar, 2. 50011 Zaragoza

CENTRO DE DÍA IBERCAJA-OZANAM “LA MAGDALENA”
C/ Alonso V, 15. Zaragoza

CENTRO DE DÍA Y APARTAMENTOS TUTELADOS CAI-OZANAM
José Luis Pomarón, 7. 50008 Zaragoza

CENTRO DE DÍA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN
Sabiñánigo, 2. 50009 Zaragoza

Si estás interesado en recibir más información, no dudes en llamar. 

976 443 366

martes, 21 de agosto de 2012

Mucho más que fisioterapia

El broche final a los Centros de Día de la Fundación Federico Ozanam vamos a ponerlo con la historia de Lucía que trabaja como fisioterapeuta en el de la calle Venecia. Esta aplicada joven, ha trabajado desde que terminó sus estudios en 2007 en residencias de mayores, centros de fisioterapia con médico deportivo, hospital privado, consulta de fisioterapia privada, mutua de accidentes… en fin, que sabe bastante de todo lo relacionado con su profesión. En Ozanam lleva 3 años, siempre en el mismo centro.
Hola Lucía. Con tu curriculum no tenemos ninguna duda de que tienes muy claro lo que hacer con cada usuario.

Sí, determinamos la actividad que más le conviene cuando llega al Centro por primera vez y le hacemos un estudio físico cada año para ver su movilidad y fuerza, con escalas específicas que valoran la marcha y el equilibrio, riesgo de caídas, etc. Según los resultados y con el informe médico, se determinan las nuevas necesidades.
¿Es posible mejorar físicamente pese a la edad y el deterioro que ésta conlleva?

Se ha demostrado mediante estudios que la rehabilitación física y el ejercicio tienen múltiples efectos beneficiosos en los ancianos, a nivel físico, anímico, e incluso cognitivo, pues ayuda a prevenir y frenar el avance de demencias y Alzheimer.

En nuestro Centro han mejorado personas con enfermedades reumatológicas, traumatológicas y neurológicas, donde es muy importante una intervención temprana para obtener mejoras.
Hay usuarios que han pasado de silla de ruedas a andador, ganando en autonomía y calidad de vida tanto ellos, como sus familiares. También hemos conseguido paliar dolores reumáticos mediante electroterapia, así como mejorar la amplitud de movimiento articular. Los usuarios, normalmente, ganan también a nivel de fuerza muscular, corrigen una marcha defectuosa o mejoran su equilibrio, con resultados a veces muy notables.

Lo cierto es que es impresionante el trabajo individual que realizáis con cada usuario, pero también hay acciones grupales. ¿Puedes aclararnos los criterios para determinar una u otra?
El participar en una actividad grupal o individual viene determinado por las necesidades de cada persona. Si necesita un proceso rehabilitador para su patología, se hace un tratamiento más individualizado, pero si no hay necesidades importantes o sólo hace falta un programa de mantenimiento, se le incluye en el grupo de gerontogimnasia.

Mantienen contacto con otros especialistas que atienden a los mayores: traumatólogos, reumatólogos, etc.?
Sí. Principalmente a través de informes que realizamos cuando tienen consulta con el médico especialista. En ellos recogemos todos los datos posibles para describir la situación del usuario. También es muy importante el contacto con la familia, a la que avisamos de cualquier cambio significativo: físico, psíquico o cognitivo, con el objetivo de que el usuario reciba en cada etapa de su patología el tratamiento adecuado y puedan ejercer una vigilancia continuada de su estado de salud.

Lucía ¿les gusta a nuestros mayores hacer ejercicio?
Por lo general sí, ya que pasan muchas horas sentados, inmóviles y agradecen el poder moverse y mejorar sus limitaciones. Principalmente si se les estimula adecuadamente, por ejemplo con juegos o música. Sin embargo, el gusto por el movimiento depende mucho de la personalidad de cada uno y de la fuerza de voluntad. Algunos no harían otra cosa, otros se niegan en rotundo a participar o hay que insistirles mucho.

Y dentro de todo el programa ¿que prefieren?
De nuevo depende mucho de la personalidad. Normalmente los usuarios se acostumbran a una rutina que echan de menos si se modifica. Así, los usuarios más predispuestos al ejercicio reclaman su actividad, ya sea en grupo, individual, gerontogimnasia…, aunque es cierto que esta última, al tener un componente lúdico, como la música, está más solicitada que otras. También son muy apreciadas la termo y electroterapia, por el alivio del dolor que supone a los mayores.

Estamos seguros que tus usuarios y usuarias disfrutan mucho contigo en las actividades que más les gustan, y agradecen su mejoría aunque les obligues a otras algo más durillas. Y una vez que nos has contado todo lo que hacéis nos gustaría saber, Lucía, que es para ti lo más importante de tu trabajo.
Sin duda, aunque mi trabajo está orientado a la rehabilitación y el mantenimiento físico de las personas, y sin quitarle importancia a la mejora de la autonomía, de la autoestima y de la calidad de vida que les proporciona, destacaría el lado humano. Que personas que, por lo general, se sienten solas e inútiles, aquí tienen con quien hablar, reciben cariño y atención y descubren que aún pueden conseguir logros y superar metas. En definitiva, destaco la posibilidad que me ofrece mi trabajo de proporcionar cuidados, compañía y afecto.

¡Y tanto que proporcionáis cuidados, compañía y afecto! Muchas gracias, Lucía, y que siga así este gran equipo de profesionales que integráis los Centros de Día de Ozanam.

lunes, 20 de agosto de 2012

La importancia de conocer a la persona en los Centros de Día

Raquel trabaja con Natalia en los servicios de Terapia Ocupacional del Centro de Día que la Fundación tiene en la calle Venecia.

Su recorrido por la casa también es largo y variado. Lleva 7 años trabajando para Ozanam. Primero empezó en la residencia de San Antonio, después trabajó unos meses en La Magdalena y, finalmente llego al Centro de Día del que estamos hablando, en el que valora "el trato con las personas y el sentir que lo que haces es importante y satisfactorio para ellos"

Como es lógico, Raquel coincide con su compañera Natalia en todo lo relacionado con la forma de trabajar, los criterios a la hora de diseñar el plan de actividades de cada usuario, etc. Pero nuestra conversación con ella nos sigue aportando información de interés y, sobre todo, nos muestra una vez más, el gran trabajo de coordinación entre los profesionales de la Fundación, la implicación y relación con las familias y el entusiasmo y fuerza de todo el equipo en los Centros de Ozanam.

La mayoría de los profesionales de los Centros de la Fundación son jóvenes de edad, pero expertos en su profesión. Muchos de ellos llevan varios años y han recorrido numerosos centros, lo que permite tener una visión y un conocimiento muy amplios tanto de su trabajo, como de la casa.

Aprovechar las capacidades residuales de nuestros mayores y conseguir el mayor bienestar posible para ellos es un objetivo que vemos continuamente cuando escuchamos a los profesionales como Raquel que nos cuenta "es cierto que con la edad nos cuesta más aprender cosas nuevas. Por eso debemos "entrenar" nuestra mente al igual que podemos hacer con nuestro cuerpo. Nuestro principal objetivo es estimular la mente para evitar que aparezca o que avance rápidamente el deterioro cognitivo. Hay casos, sobre todo de deterioro leve, como comienzo de demencia o estados depresivos, en los que se puede mejorar mucho a nivel de atención, concentración, etc., que influye en una mejoría en la memoria"

Charlando con ella volvemos a comprobar que ninguno de los usuarios realiza un programa de actividades al azar "a cada persona se le asigna un grupo de trabajo de características similares a su estado, por lo que tenemos grupos bastante homogéneos en los que se aplica un nivel de ayuda mayor o menor. Sobre todo tenemos en cuenta que nunca debemos exigir a nadie más de lo que sus capacidades le permitan realizar para evitar que aparezca la frustración"

La Terapia Ocupacional ayuda a los mayores a superarse dentro de sus posibilidades y también refuerza la actividad dentro del grupo, tal y como nos explica Raquel "En cada sesión se fomenta la participación, la comunicación con otras personas y ellos mismos intercambian consejos, se ayudan si cometen algún error, y acogen a los nuevos usuarios"

En cuanto a las actividades favoritas, Raquel amplia la lista "Les gustan los ejercicios de laborterapia, adivinanzas, recreación de compras y manejo del dinero, actividades de cálculo, construcciones, etc. Hay para todos los gustos"

Lo que está claro es que nuestros mayores están en buenas manos y que, con Natalia, Raquel y el resto de profesionales de Ozanam reciben los mejores cuidados.

jueves, 16 de agosto de 2012

La importancia de la Terapia Ocupacional como refuerzo positivo de nuestros mayores.

Hoy vamos a hablar con Natalia, la Terapeuta Ocupacional del Centro de Día CAI-Ozanam de la calle Venecia. Su trabajo es muy valorado por los usuarios y usuarias (como habréis comprobado en textos anteriores) porque les ayuda a mantener su memoria en forma. Así que, veamos que nos cuenta nuestra experta en gimnasia mental.
Ella lleva más de una década en Ozanam. ¡Nada más y nada menos que 11 años! Y, como viene siendo habitual en el elenco de profesionales, empezó como voluntaria, luego pasó a recepcionista en otro Centro y, finalmente, llegó hasta este en el que está muy contenta y satisfecha con su trabajo.

Natalia, ¿cómo determinas las acciones que vas a llevar a cabo con cada persona?
Primero estudio el informe que llega desde la Trabajadora Social, después, además de evaluar a la persona con los métodos estandarizados, le observo mucho en la entrevista, en las sesiones y, por supuesto, averiguo sus intereses para tenerlos en cuenta. Posteriormente la integramos en un grupo adaptado a su nivel y determinamos cuales son los programas en los que participará. Periódicamente evaluamos su evolución y cambiamos lo que sea necesario, siempre teniendo como referente el logro de los objetivos que nos hemos marcado con esa persona.

Nuestros lectores pueden pensar que a determinadas edades es difícil mejorar cognitivamente, ¿Puedes rebatir esta creencia? Seguro que tenéis casos que demuestran lo contrario.
Siempre es importante recibir estimulación temprana antes de que se haya producido un daño irrevocable. Hay diferentes circunstancias: si la persona empieza a trabajar sin deterioro o con deterioro leve, mejora; si el deterioro va de moderado a grave procuramos  mantener las capacidades, aunque siempre se consigue una mejora a nivel global, por ejemplo en la socialización, el refuerzo positivo que se genera al realizar actividades gratificantes… todo constituye un buen impulso en el ánimo del usuario que resulta, sin duda, beneficioso y se refleja en sus capacidades generales.

En las actividades de grupo de Terapia Ocupacional, ¿Qué criterio se aplica para determinar hacer una u otra?
Personalmente lo decido en función a un planing para no repetir objetivos en poco tiempo, pero el día a día y los intereses personales de cada usuario son muy importantes a la hora de elegir la actividad. También damos mucha importancia a la relación de ejercicios con temas de actualidad para realizar una reorientación con sucesos contemporáneos de interés.

¿Cómo mantienes el contacto con otros profesionales que se ocupan de tus usuarios como neurólogos, psiquiatras, etc.?
Me guío por la información que nos pasa la familia cuando visitan al especialista, por los informes de éstos y, también, por los informes de nuestro equipo multidisciplinar.

Por lo que vemos en los testimonios, parece que nuestros mayores valoran las actividades que requieren un esfuerzo mental ¿no es así?
Sí, mucho. Para ellos supone un reto que les refuerza positivamente si logran llevarlo a cabo. Esto ocurre cuando el usuario no se frustra si la actividad es demasiado compleja. Por eso, hay que tener mucho cuidado a la hora de diseñarla porque, de lo contrario, en lugar de gustarle, rechazaría la Terapia Ocupacional.

Y ¿Cuál es la actividad estrella?

En general todas, pero disfrutan mucho con las actividades de grupo que implican movilidad, que tienen música… También les gusta la psicomotricidad, porque se realizan actividades de tipo físico ligadas al área cognitiva y en las que se incluyen materiales divertidos como pelotas, aros, picas…
Ahora que tenemos mucho más claro cómo es tu trabajo, ¿qué es lo que destacas tú, Natalia, de tu labor?

Sin duda es la esfera de las emociones y sentimientos. La cercanía personal… Si un usuario sonríe al verte y disfruta con tu compañía, la recompensa al esfuerzo invertido en el trabajo es mucho mayor.
Gracias, Natalia. Sin duda nuestros lectores entienden ahora mucho mejor tu trabajo y la gran ayuda que supone para nuestros mayores los servicios de Terapia Ocupacional que se ofrecen desde la Red de Centros de Día de Ozanam.

lunes, 13 de agosto de 2012

La segunda casa de Pablo y Antonio



En el Centro CAI-Ozanam de la calle Venecia hemos hecho dos nuevos amigos, Pablo y Antonio, dos simpáticos caballeros que pasan el día haciendo un montón de actividades.
Antonio es el más veterano, lleva casi 5 años yendo al Centro, Pablo solamente lleva unos meses, pero está totalmente integrado.

¿En qué actividades participáis?
P: En pintura, en el bingo, en la gimnasia, en las actividades culturales, en la terapia ocupacional y en el gimnasio.
A: En terapia todos los días, en la psicomotricidad, en la lectura del periódico todos los días, y en las charlas, adivinanzas, refranes y juegos de palabras encadenadas.
¿Qué os aporta el Centro?
P: Todo lo que se hace es bueno. Me encuentro mejor.  Veo que he mejorado la memoria y el andar.
A: Para mí es mi segunda casa. La plantilla es un encanto. Recomiendo el Centro a todas mis amistades.
¿Qué os parece el trato y la convivencia en el Centro?
P: Muy bueno. Todas son muy buenas.
A: Buenísimo.  Además, el trato con el resto de usuarios supera el 50% de lo positivo. La conversación con ellos es importante, ya que cuando llego a casa estoy solo.
¿Cuál es vuestra actividad favorita?
P: El bingo, porque no había jugado nunca y me entretiene.
A: Me gusta mucho leer la prensa. Me siento muy a gusto porque te enteras de las noticias y luego las comentamos entre todos. También asisto a terapia ocupacional para evitar perder la memoria del todo.

Gracias amigos. ¡A seguir disfrutando!

Una variada oferta de actividades en el Centro de Día CAI Venecia de Ozanam




El Centro de Día CAI Venecia es el único de toda la red de Ozanam, que es exclusivamente Centro de Día, es decir, que no tiene residencia ni otro tipo de alojamiento.
Marta, es su directora. Ella nos cuenta como fueron sus inicios
Recuerdo perfectamente el día en que me habían citado en las Oficinas Centrales de la Fundación Federico Ozanam para hacer la entrevista de trabajo. Era noviembre de 2007. Llevaba 2 años haciendo sustituciones en otras Entidades y había indagado sobre la labor que desempeñaba esta Fundación en la ciudad. Deseaba ser seleccionada para formar parte de la misma, y así fue. Tras varios años ocupando un puesto en otra categoría profesional tuve la oportunidad de cubrir un puesto de Responsable de Centro en 2010, era en la Residencia San Antonio de Padua, en la que llevaba trabajando desde el principio. Y desde entonces, he ido cubriendo las bajas maternales de mis compañeras en puestos de responsabilidad, enlazando una con otra, esta es ya, como Directora del Centro de Día CAI-Ozanam, la quinta. Puedo decir que, me apasiona esta profesión y trabajar por las personas.
Como directora del Centro, ¿qué destacarías de la atención al usuario y porqué consideras recomendable el que los mayores vayan allí?
El Centro de Día CAI-OZANAM, empezó su actividad como tal en Noviembre de 1997, vamos a celebrar el décimo quinto aniversario, y se ha consagrado como referente gracias al trabajo diario, que nos permite poder mejorar día a día, y a todas las personas atendidas, más de 790, que han pasado por nuestras instalaciones a lo largo de estos quince años.
 De la atención al usuario puedo destacar que se proporciona por un equipo formado por profesionales cualificados con muchos años de experiencia en el puesto, y en el Centro. Muchos años dedicados al cuidado y a la atención de las personas mayores, hacen que nuestro Centro cuente con unos trabajadores especializados en ofrecer los mejores cuidados asistenciales y una atención al usuario integral, personalizada y de calidad, con la mayor dedicación y afecto posible.
Recomendaría el Centro de Día a todas aquellas personas mayores que, por sus circunstancias personales y familiares, pueden seguir viviendo en su hogar o conviviendo con su familia, pero necesitan de apoyo para recibir una atención continuada y especializada durante el día, dando así un respiro a los cuidadores principales; y facilitando que estos usuarios puedan seguir viviendo en su entorno familiar el mayor tiempo posible con la mejor calidad de vida, sin que tengan que abandonar su entorno.

Como el Centro que diriges es el único de la Red que es solamente Centro de Día, podrías explicarnos cuantas personas integráis la plantilla y cómo organizáis el trabajo.
El equipo está integrado por auxiliares, Animadora Sociocultural, Fisioterapeuta, Terapeutas ocupacionales, recepcionista, limpiadoras, conductores del transporte, y directora. También contamos con dos personas en cocina que se encargan de la realización diaria de la comida en el Centro. Y se ofrecen servicios de peluquería y podología. Y puntualmente en fechas señaladas, servicios religiosos. En la actualidad se está ofreciendo también, en el centro, un Servicio gratuito de Apoyo a Cuidadores, dirigido por una psicóloga.
En el transcurso del día, conjugamos los cuidados asistenciales de la persona mayor con la realización de actividades ocupacionales, de rehabilitación, lúdicas y culturales, con el fin de mejorar su integración, potenciar sus capacidades, aumentar su grado de socialización y evitar o retrasar su ingreso en una residencia.

Imagina que yo soy una usuaria potencial que, de forma individual, me acerco al Centro para interesarme. ¿Qué me encuentro?
Al acercarte a nuestro Centro de Día CAI-OZANAM, te encuentras una variadísima alternativa de actividades abarcando todas las áreas tanto desde las funciones físicas, como cognitivas, de ocio y tiempo libre, de las relaciones sociales, la autosuficiencia, la autoestima...

Cuando un usuario comienza en el centro, nuestra intervención se complementa con una Valoración Gerontológica integral, que consiste en una evaluación previa (social, clínica, funcional, y cognitiva). La valoración permite además de un diagnóstico, poder establecer el Plan de Atención Individualizado, en el cual se deciden las actuaciones más oportunas a realizar a cada uno de ellos, fijando objetivos, y programas con los que se van a trabajar: desde el tratamiento para una adecuada rehabilitación, de mantenimiento que permitan ralentizar el proceso de deterioro en curso, o tanto en cuanto, desde una perspectiva preventiva.
 Además llevamos un seguimiento de la evolución de los usuarios por parte de todas la profesionales.

¿Cómo es una jornada en el Centro de Día Venecia.?
La jornada del día a día se desarrolla con una amplia variedad de actividades dirigidas a mantener o recuperar el mayor grado de autonomía a través de la estimulación constante, con el fin de prevenir el deterioro físico-psíquico-social mediante programas de tipo terapéuticos, ocupacionales, rehabilitadores y recreativos... en función de las capacidades de cada usuario, evitando en todo momento la pasividad y el aislamiento.

La participación de estas actividades bien puede desarrollarse de manera individual y/o grupal.
Las actividades en el Centro son simultáneas, esto quiere decir que, según grado y nivel, los usuarios van pasando por los diferentes servicios, y a la misma vez mientras unos están con la animadora en la lectura del periódico, otros están con la terapeuta ocupacional haciendo un taller de estimulación cognitiva y otros con la fisioterapeuta recibiendo tratamientos individuales de rehabilitación física. Y en cuanto termina la sesión, los grupos cambian, y los que estaban en una actividad pasan a otra, e inicia un nuevo grupo de taller de estimulación cognitiva, otro de taller de pintura, la gimnasia de mantenimiento... Así van enlazando una actividad con otra hasta la hora de la comida. Luego descansan un ratito para poder reposar y hacer la digestión. Y vuelta a iniciar las actividades correlativas, inicia un nuevo grupo de gimnasia de mantenimiento con la fisioterapeuta, otro taller de estimulación cognitiva con la terapeuta ocupacional, un taller de actividades culturales y lúdicas con la animadora... y así unas tras otras hasta la hora de regresar a sus casas.
  
¿Podrías describirnos el perfil más común de los usuarios del Centro?
El Perfil de la población que atendemos en el Centro de Día es diverso. Son personas mayores autónomas, autónomos con dependencia física leve o dependientes con problemas de pérdida de capacidad funcional (bien de origen físico, psíquico, o de ambos).

Es decir, tanto personas que son todavía autónomas para la realización de las actividades básicas de la vida diaria, para lavarse, vestirse, etc. que pueden tener dificultades para las actividades instrumentales de la vida diaria tales como la realización de las compras, la limpieza de la casa, la elaboración de la comida... y que podrían estar en riesgo de perder su autonomía personal a causa de patologías médicas diversas, riesgo de caídas, situaciones depresivas, soledad, pérdida reciente del cónyuge, edad muy avanzada, etc.

Como personas que no son autónomos para la realización de las actividades básicas de la vida diaria y precisan apoyo de tercera persona para alguna o algunas de ellas, pero que mantienen en ocasiones un estado mental satisfactorio.

O también acuden al Centro de Día personas con grados de demencia en fases iniciales o moderadas, que por lo general todavía conservan –en mayor o menor grado– una capacidad funcional relativamente buena y precisan ayuda habitual ligera o bien supervisión para la realización de las actividades de la vida diaria.

Asimismo, en el centro también damos servicio a usuarios con graves dificultades para realizar las actividades instrumentales de la vida diaria e incluso que necesitan ayuda permanente en la realización de las tareas básicas para su cuidado personal.

¿Cuáles son las actividades favoritas de los usuarios? Hay alguna que os distinga del resto de Centros.
Entre las actividades favoritas de los usuarios están las que se realizan con música, la psicomotricidad y las actividades de ocio como es el Bingo.
La psicomotricidad les gusta, sobretodo, porque es una combinación de ejercicios adaptados a ellos en los que se implican tanto los factores cognitivos como los físicos (equilibrio, coordinación...), y además se introducen materiales de colores, que incentivan la espontaneidad, como pueden ser pelotas, aros, picas, obstáculos, globos, pañuelos, cuerdas, conos, canastas... y les resulta realmente divertida. Además como se trabaja en grupo no dejan de interactuar con el resto de compañeros. Estas sesiones se llevan a cabo los viernes y  están dirigidas tanto por la fisioterapeuta como por la terapeuta ocupacional.
Algunas actividades que nos puedan distinguir del resto de Centros son los Paseos por el Canal, y las salidas a exposiciones que se realizan con bastante asiduidad.
Resaltar que estos días con motivo de las Olimpiadas, en el Centro se están llevando a  cabo actividades relacionadas, desde la decoración con los cinco aros de colores, la antorcha, diferentes dibujos temáticos relacionados con deportes que compiten en las Olimpiadas, como talleres temáticos de la práctica de esos deportes, y un Circuito Olímpico en el que ellos han podido participar.
Además anteriormente a esto, los usuarios que asisten a laborterapia pudieron realizar un mural veraniego, el cual vino, en pleno desarrollo, a grabar ZTV.

¿Tenéis personal voluntario? ¿Qué tareas realiza?
Tenemos voluntarios, que suelen venir un par de días a la semana un par de horitas y realizan tareas de acompañamientos, paseos, charlas...

En todos los Centros se ha destacado la relación de las familias. ¿Cómo es en el tuyo, Marta?
La persona mayor y su familia son el eje central  de la atención que prestamos. Por ello la gran importancia que adquiere en el Centro de Día la relación con las familias, como apoyo, que podemos considerarnos, de los cuidadores.

El trabajo que desempeñamos en el Centro es un trabajo en equipo con la familia, nada se desarrolla al margen de esta. Tan necesaria es la proximidad a ella, que cualquier cambio de situación del usuario nos atañe a todos.
Además, nos ofrecemos como referencia para las familias como asesores en las dudas que puedan tener relacionadas con las tareas de cuidado o de ayuda de cómo resolver conflictos que se produzcan entre la familia y el usuario.

Si tienes alguna anécdota simpática que quieras contarnos.
Os cuento una anécdota que me recuerda una de mis compañeras.
Un día entró una mujer nueva al Centro de Día, y como es habitual en el primer día, se les va presentando al resto de los compañeros del centro... pues a esta mujer nueva le presentan a otra como que es más antigua y lleva más tiempo... y la nueva usuaria ¿qué hace? juntarse a ella y seguirla en todo lo que iba haciendo a lo largo de su estancia en el Centro, ya que como es más antigua sabe qué es lo que hay que hacer en la rutina del día a día... Resulta que la usuaria más veterana, era de ese perfil de personas que les da por deambular todo el rato... Al acabar la jornada, mi compañera le pregunta a esta nueva usuaria que qué tal había pasado el día, y a lo que ésta le responde: “si llego a saber que había que andar tanto, no vengo”

Muchas gracias, Marta, por tu claridad y amabilidad y enhorabuena por el gran trabajo que lleváis a cabo.
Localización:
C/ Venecia, 32-34
50007-Zaragoza.
Teléfono: 976 278 508 / 976 270 667
Horario:
Lunes a sábado 10:30 h. a 19:30 h.
Otros datos:
También se puede obtener información dirigiéndose a la sede social de la Fundación Federico Ozanam en c/ Ramón y Cajal, 24 en Zaragoza. Teléfono: 976 443366 (www.ozanam.com / informacionmayores@ozanam.com )