jueves, 26 de abril de 2012

Descubrimos con Adrián el ecosistema de Torrevirreina



No todos los niños tienen la suerte de ir al pueblo y disfrutar, casi siempre con los abuelos, del campo y de los animales. Ahora lo más frecuente es que los pequeños que viven en las ciudades, sean urbanitas desde la cuna y los animales que conocen sean los que aparecen en las películas o los que ven en el zoo.

Sin embargo, en Zaragoza, gracias a la Fundación Federicio Ozanam y su Granja Escuela CAI Torrevirreina, tienen la oportunidad de vivir esa experiencia y descubrir que, además de leones, hay otros muchos animalitos que necesitan unos cuidados y que los alimentos que compramos en el supermercado, no se fabrican allí, sino que tienen una procedencia muy, pero que muy interesante.

Adrián trabaja como monitor de ecosistema en la Granja desde que se puso en marcha en septiembre del pasado año. En el equipo están también Sara y Amaya, monitoras de animales y huerto, respectivamente, además del coordinador general de Torrevirreina Daniel, donde está integrado el proyecto de la granja.

Todos ellos se ocupan de concienciar a los niños sobre la importancia del medioambiente y les contagian el cariño y respeto por la naturaleza y los animales.

Adrián, ¿nos puedes contar en qué consiste tu trabajo?
Mi trabajo consiste en la transmisión de conocimientos y valores medioambientales a niños de muy temprana edad con el fin de familiarizarlos con el entorno que nos rodea y, en general, con el cuidado del medioambiente, realizando un paseo por el campo conociendo las peculiaridades de la estación del año en la que nos encontremos (meteorología, plantas y animales), reconocimiento de especies silvestres y características principales de cada uno, observación de insectos con ayuda de una lupa electrónica e imagen proyectada en la pared, apicultura y realización de un juego (tres en raya) con materiales reciclados y pintados (para niños muy pequeños ya que les resulta más ameno).

Tres en raya. Un juego de mesa en el campo. Suena divertido. 
Es un juego para dos personas. Consta de un tablero cuadrado con nueve celdas (el cartón recortado a la medida y el dibujo del tablero imprimido en folios de diferentes colores). Los dos jugadores disponen de 3 fichas cada uno (en nuestro caso las piedras pintadas por los niños de insecto, por ejemplo de mariquita, de mariposa, etc.).  El juego consiste en conseguir poner tres fichas (piedras) del mismo jugador en línea ocupando las celdas del tablero, impidiendo que el contrincante consiga formar dicha línea. En cada turno se puede mover una única ficha y poner en una celda que esté libre.

Sabemos que por la granja pasan muchos niños y niñas pequeños. Debe ser una locura. Nos gustaría saber cómo os organizáis y cuáles son las preferencias de los peques.
Cuando viene un colegio, suelen ser casi 50 niños que se repartirán por grupos entre los tres monitores. Las edades están comprendidas entre los 3 y 6 años, aunque en alguna ocasión han venido niños de hasta 8 años.
En general, los niños vienen con la idea de ver animales de granja, aunque tampoco se echan para atrás cuando les contamos que además vamos a hacer otras cosas, se sienten muy motivados, ya que ellos mismos son los que van a realizar cosas, como plantar, sembrar, alimentar a los animales, oler y reconocer plantas aromáticas, realizar juegos con materiales reciclados…
Como casi todos están en el ciclo educativo infantil, los gustos no varían mucho, pero sí puedo decir que cuanto más mayores, más les gusta hablar y comunicar lo que ya saben y, claro está, aprender cosas nuevas.
Los de tres años realizan actividades de aprendizaje por medio de los sentidos como el tacto, la vista y el olfato, mientras que niños de seis años además de esto, prestan una atención más activa y colaboradora.

¿Cuáles son las actividades dentro de tu sección?
Mi actividad ecosistema consta de dos partes, una en el campo y otra en el aula.
En el campo observamos las características de cada estación, plantas que encontramos en el medio donde nosotros también vivimos, plantas que usaremos para nuestro beneficio, ya sean aromáticas, medicinales, con características culinarias, etcétera. También conocemos un huerto ecológico con sus técnicas de ahorro de agua y utilización de abonos naturales (compost).
La actividad ecosistema centrada en el aula consta de varias partes dependiendo de las edades de los niños. Para los más mayores llevamos a cabo un reconocimiento de las especies silvestres y las características principales de cada una, observación de insectos con ayuda de una lupa electrónica e imagen proyectada en la pared y apicultura.
Para los pequeños (3-4 años) elaboramos el juego de tres en raya con materiales reciclados y pintados. Como os he dicho, lo fabricamos con piedras, cartón, papel y pintura. Esto desarrolla también la creatividad y capacidades mentales de los pequeños que luego pueden jugar (e intentar ganar) a sus padres en casa

A los adultos se nos está recordando siempre la importancia de los productos ecológicos y no siempre lo entendemos ¿Cómo se consigue explicar a un niño lo que es un huerto ecológico?
Se les explica de una forma muy breve ya que no tienen un vocabulario muy amplio a tan temprana edad. Básicamente se les incide en la importancia de productos naturales a los que no se les ha echado ningún producto de bote, sino cosas naturales, como el agua, el estiércol, eliminar los insectos de forma manual, o integrando en el cultivo insectos que se comerán a los insectos perjudiciales para la cosecha (por ejemplo, mariquitas).

¿Hacéis actividades para las familias?
Si, con el proyecto CAItú y proyecto AMPA vienen familias en horario no lectivo (sábados por la mañana) para acompañar a sus hijos y aprender todo sobre una granja y un huerto. Observan, tocan y dan de comer a animales de la granja, elaboran una versión un poco más difícil del juego, plantan y siembran.

Cómo animarías a grandes y pequeños a visitar la Granja.
La Granja Escuela Torrevirreina es un lugar agradable y bonito, alejado de la rutina diaria (las calles, los coches, la gente) y con un amplio terreno al aire libre perfecto para disfrutar en familia, aprendiendo cosas que los pequeños de la casa no pueden ver en la escuela  o en el parque. Es, además, una buena manera para saber de dónde vienen las cosas que compramos en el supermercado y que son de consumo diario, textil u ocio.

¿Nos cuentas alguna anécdota divertida o que siempre recordarás?
Siempre hacemos las típicas preguntas sobre la procedencia de diferentes alimentos, ya sean frutas, verduras, queso, leche… Pues bien, un día recibí como respuesta que la fresa venía del supermercado.
También es muy gracioso preguntar por las mascotas de cada uno y ver con la ilusión que ellos cuentan lo que tienen, como se llaman, qué hacen…

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Lo que más me gusta de mi trabajo es el vínculo que se forma entre los niños y tú y pasar un día agradable transmitiendo los conocimientos oportunos para sus edades en un ambiente de naturaleza a tu alrededor. Todo eso me gratifica de manera sobresaliente. Saber que ese día 50 niños lo han pasado genial, han tenido una jornada diferente y que cuando lleguen a casa, enseñarán todo lo que han hecho y pensarán en las cosas que han aprendido.

Gracias, Adrián, a ti y a tus compañeros y compañeras por vuestro entusiasmo y profesionalidad.  

miércoles, 25 de abril de 2012

¿Que hay de nuevo amigos? Historias del conejo Rafael


Hola amigos. Me llamo Rafael y soy el conejo reportero de la Granja Escuela CAI Torrevirreina.

Como soy un animal muy responsable y hospitalario, siempre me encargo, junto a la perrita Kika, de recibir a las visitas, ya que el resto de mis compañeros, como podréis comprobar, siempre andan despistados jugando y corriendo sin parar.

Me encanta asumir esta tarea de anfitrión. ¡Me hacen tantas caricias! ¡Y me dicen cosas tan bonitas!...: “Rafael, ¡que amoroso!” “que pelo más suave”, aunque también os confieso que lo que menos me gusta es que me comparen con los peluches. ¡Con lo expresivo que soy!

En fin, hoy ha venido un grupo de duendecillos y duendecillas a visitarnos y hemos disfrutado de un intenso día de presentaciones, convivencia, intercambio y emociones.

Mis compañeros Pinki y Binki, un poco marranetes la verdad, han cautivado a Enrique, que a sus 3 añitos, dice que le fascinan todos los animales, pero sobre todo los cerditos porque les gusta jugar con el barro. También Eduardo y María de 4 años ha sucumbido a sus “encantos”, el primero ha declarado “me gusta el cerdo, porque mete el morro en el barro y se mancha mucho" y la segunda, estaba entusiasmada porque, según sus propias palabras “he tocado un cerdito ha movido el rabo porque estaba muy contento"

En nuestro recorrido por la granja, nos hemos cruzado con mi tímida amiga la tortuga a la que Ángela, de 3 años, no ha dudado en coger en brazos y, sorprendida, ha gritado: "la casa que lleva a cuestas es muy muy dura".

Mientras tanto, el pequeño duendecillo de 3 añitos Luis, jugaba con las gallinas y expresaba su admiración “Me gustan mucho porque ponen huevos y hacen ruidos muy divertidos". No me extraña, porque estas plumíferas están un poco locas, igual que su amigo el gallo, que con su ¡quiquiriquiiiiii! Consigue que Mateo, un experto granjero de 4 años, se “parta de risa”

Mientras, Claudia de 3 años, se daba un paseo y le decía a todo el mundo: "Me gusta montarme en Layla, la pony" y la dulce Irene, de 3 años, se entretenía dando de comer a la oveja Blanquita que, abusando de la confianza de la pequeña, ¡le ha chupado la mano!

Cherry y Perry han hecho una gran amistad con Iñaqui, quien, con tan solo 4 años, demuestra una gran valentía: "Me gustan las cabras porque tienen cuernos muy muy grandes"

Y es que mis compañeros de granja siempre conquistan a nuestros visitantes. Tengo que reconocer que, aunque a mí en ocasiones me ponen nervioso con sus carreras y ruiditos, con los niños y niñas son adorables y disfrutan muchísimo en su compañía.

A mí personalmente, perdón, quería decir conejamente, me apasiona acompañar a los pequeños por la granja y ver como algunos, descubren su vocación al visitarnos. Como ejemplo, Teresa y Marcos, de 3 años. Ella se despedía diciendo muy convencida “He podido pintar las plantas y los animales, yo de mayor quiero ser pintora" y él, seguro que contribuirá a la repoblación forestal porque afirmó con un tono muy serio, "Me gusta plantar arbolitos porque me gusta mucho jugar con la tierra"

¡Gracias, duendecillos! Mis compañeros y compañeras de la Granja nos hemos divertido un montón. ¡Volved cuando queráis y contárselo a vuestros amigos!


viernes, 20 de abril de 2012

Actividades para los coles en la Granja Escuela

La Obra Social de Caja Inmaculada y la Fundación Federico Ozanam desarrollan este curso un novedoso programa educativo y de tiempo libre en las instalaciones de la Granja Escuela CAI-Torrevirreina de Zaragoza, dirigido a alumnos de segundo ciclo de Educación Infantil y primer ciclo de Primaria.

El programa “La naturaleza más divertida sin salir de Zaragoza” consiste en jornadas de mañana o de tarde o estancias de un día de duración para que los pequeños puedan realizar actividades de granja escuela y tiempo libre en esta finca situada en el barrio de Movera, propiedad de Caja Inmaculada. Esta primera edición, de octubre a junio y abarcará tres tipos de actividades para grupos de hasta 50 niños de colegios aragoneses: las primeras son las actividades de “Huerto” y ayudan a los escolares a conocer las principales verduras, frutas y hortalizas,en qué época crecen, y a diferenciar entre las de raíz, hoja y fruto. Además, también tienen la ocasión de conocer las principales labores del campo y realizar alguna de ellas.

La segundas consisten en actividades de “Granja”; los escolares aprenden a distinguir los principales animales de granja, qué comen, cuál en su hábitat y cómo se desarrollan;pueden darles de comer y ver cuáles son los trabajos del granjero y cómo se relaciona con los animales.

El tercer bloque de actividades del programa se dedica a descubrir el “Ecosistema, con paseos por la finca, que les permitirán apreciar las características del entorno, las clases de árboles, pájaros e insectos. Asimismo, se les explica cómo animales y plantas conviven en armonía.

Los colegios pueden realizar las reservas en el teléfono 976 584 121 y en el correo electrónico torrevirreina@ozanam.com

martes, 17 de abril de 2012

Un entorno natural para aprender en familia.


Daniel Cáceres es el coordinador de la Granjaescuela CAI Torrevirreina. Vive el proyecto con gran intensidad y entusiasmo, algo que podréis comprobar leyendo estas líneas que ha escrito para el blog de la Red.

El proyecto Granjaescuela CAI Torrevirreina nació en octubre de 2011 con la intención de ofrecer a los colegios y colectivos de padres y madres la posibilidad de acercarse a la naturaleza con los más pequeños.

Nuestro objetivo principal es familiarizar y sensibilizar a los niños con el medio ambiente a través de diferentes actividades en las que se trabajan la agricultura ecológica, el ecosistema de nuestro entorno y por supuesto los aclamados animales de granja que hacen las delicias de los niños y no tan niños. Para nosotros es de vital importancia aportar una perspectiva pedagógica y educativa a estas actividades de modo que trabajamos los contenidos curriculares propios de los ciclos educativos de un modo más práctico donde el niño es el principal protagonista de su propio proceso de aprendizaje.

Nuestro emplazamiento es ideal, ya que la granjaescuela está ubicada en una de las antiguas “torres” de la ribera de Ebro, en Movera. Es una finca de 35000 m2, disponemos pues de un amplio terreno para llevar a cabo un sin fin de actividades.

Para trabajar el ecosistema de la ribera contamos con una amplia gama de árboles, frutales, arbustos y plantas aromáticas entre los que se entremezclan los comederos para pájaros y las casas-nido para pájaros y murciélagos, también contamos con una gran fábrica de compost, vital para la agricultura ecológica.

De cara al área de horticultura disponemos de un huerto muy extenso donde se pueden encontrar las hortalizas y vegetales de temporada y un pequeño huerto dedicado exclusivamente a las actividades con niños. Además contamos con un gran invernadero que nos permite seguir cultivando cuando las temperaturas y el cierzo no nos acompañan.

Las instalaciones de los animales de granja son envidiables, los boxes son muy amplios, tienen una zona interior que da cobijo y otra exterior. Además disponemos de dos cercados para que los animales puedan correr y jugar, así como de un estanque para la tortuga y las aves.

Además tenemos un aula de naturaleza y un comedor, ambos totalmente equipados para los más pequeños. Durante el recreo y tiempo libre disponen de un jardín infantil con toboganes y demás materiales lúdicos, también de una gravera, un arenero y varias zonas con sombra para cobijarnos del sol en las horas punta.

jueves, 12 de abril de 2012

Granja Escuela Torrevirreina.


Ha llegado la primavera y, con ella, las ganas de respirar aire fresco y pasear por espacios naturales. Por eso, esto días os invitamos a descubrir un lugar, muy cerca de Zaragoza,donde cerditos,conejos, ovejas, pollitos y otros muchos animales, conviven entre lechugas y verduras de la huerta, haciendo las delicias de los niños y niñas que se acercan hasta allí.
Se trata de la Granja Escuela CAI Torrevirreina, un proyecto de ocio educativo de la Fundación Ozanam, ubicado en plena naturaleza en el que los niños de segundo ciclo de primaria y primer ciclo de secundaria de los colegios de Zaragoza entran en contacto con la naturaleza y adquieren, de forma divertida,hábitos medioambientales.
En La Red Social Más Humana, te vamos a ir contando todo lo que allí sucede.
Vamos a vivir el día a día del mes de abril en Torrevirreina!!!!

miércoles, 4 de abril de 2012

Participa en nuestra Red


Las vacaciones son un buen momento en el que hacer aquello que siempre dejamos a un lado para "cuando tengamos tiempo"
Una de esas tareas pendientes puede ser entrar a la web laredsocialmashumana.com y compartir tus comentarios, sugerencias y opiniones en el libro de visitas.
Para ponerlo más fácil a las personas que no tienen ordenador en casa, la Fundación ha instalado peanas con acceso directo a la Red en algunos de sus locales, como en la sede de Ramón y Caja,24.
Gracias por animarte a firmar para que nadie se quede sin red.