miércoles, 30 de mayo de 2012

Compromiso social de Ozanam frente a la crisis

La Fundación Federico Ozanam ha presentado esta mañana su Memoria de 2011, reflejo de una coyuntura que exige ampliar esfuerzos frente a la crisis, ya que la entidad ha acogido a más de 4.600 nuevos demandantes de empleo.

Para José María Lamana, subdirector de la Fundación, “si cada día se incrementa el número de personas que carecen de empleo, nuestra respuesta no puede ser otra que mantener los programas dirigidos a mejorar sus posibilidades para que puedan retornar al mercado laboral en cuanto exista una oportunidad”. Y en esta línea, el presidente de la entidad, Enrique Santamaría ha sido contundente: “si ajustásemos los proyectos a los recortes institucionales, dejaríamos de ayudar a bastantes personas, y tendríamos que prescindir de profesionales. Ante esta disyuntiva, hemos optado por hacer un importante esfuerzo económico en 2012 para no recortar servicios y cubrir la disminución de ayudas con recursos propios e ingresos del Rastrillo Aragón”.

La Fundación, ante la reducción de las ayudas destinadas a programas sociales, entiende que es preciso redoblar los esfuerzos para seguir dando oportunidades a las personas que se encuentran en más dificultades. En 2011, la entidad gestionó un presupuesto de más de 17 millones de euros que, en un 60%, se sostiene gracias a los recursos generados por la propia institución.

Ozanam atendió en 2011 a más de 14.000 personas, a través de sus principales áreas de intervención: niños y jóvenes, mayores, vivienda, formación ocupacional, empleo, etc.

Además, la Fundación cuenta con 850 voluntarios y la positiva e incondicional respuesta de apoyo de la sociedad zaragozana, que cada año convierte en un éxito el Rastrillo Aragón con el que se logra una importante inyección económica para los principales programas sociales de la entidad.

En la rueda de prensa se ha destacado que, actualmente, uno de los servicios clave para muchas personas es el de Orientación Laboral, donde se presta una ayuda profesionalizada para la adaptación de competencias y para reforzar la motivación de aquellos que se encuentran en búsqueda de empleo.

José María Lamana, ha subrayado que preocupa el cada vez más numeroso grupo de desempleados, mayores de 45 años, con más de 20 años de experiencia laboral y que no han estado prácticamente nunca en situación de desempleo. Desde la Fundación se les ayuda a centrar de forma adecuada su búsqueda de trabajo, manteniendo una actitud proactiva y motivada. En este sentido, Lamana ha apuntado que "si las personas de 50 años entienden que ya no van a poder volver al mercado de trabajo, esto es un serio problema para nuestra sociedad". Por eso, rompe una lanza contra el mensaje negativo diario para decir que "pese a la coyuntura en la que estamos, se siguen haciendo contrataciones y eso también se tiene que saber, para motivarse y no dejar de intentarlo".
 
En este blog iremos desglosando, en los próximos días, mas datos e información de la actividad realizada por la Fundación Ozanam en 2011.

viernes, 25 de mayo de 2012

“En un circo social no hay público, todos somos actores”



Fotografía A54 insitu

La semana pasada se celebró en Zaragoza el primer Festival de Circo Social. Para conocer en profundidad el proyecto hemos hablado de esta experiencia con José Manuel Latorre, más conocido como Seve, Coordinador del Equipo de Intervención Comunitaria Intercultural, proyecto que impulsa la Obra Socialla Caixa” y desarrolla la Fundación Federico Ozanam en el Casco Histórico, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza.

Hola Seve, ¿podrías contarnos cómo se gestó esta interesante iniciativa?

Desde el Equipo de Intervención Comunitaria Intercultural se hizo una reflexión sobre la implicación de la infancia y la juventud en procesos comunitarios, más allá de las actividades y espacios en los que ya participaban. A menudo los jóvenes son considerados usuarios y/o destinatarios, pero pocas veces se plantean procesos que puedan conducir a aumentar su protagonismo, su participación activa o la posibilidad de que sean los que desarrollen un proyecto. Constatábamos la inexistencia de un proyecto a largo plazo para los jóvenes, y la necesidad de plantear alguna acción en la que también los espacios y recursos del Casco Histórico, destinados a los jóvenes, pudiesen trabajar en red a lo largo del año. 

¿Desde cuándo se está trabajando en el proyecto?

Desde Octubre de 2011. Propiamente dicho, yo había imaginado contar con una Escuela de Circo Social en el Barrio muchas veces. La primera vez que lo escribimos en algún documento era allá por el año 2000. 

La iniciativa del equipo ICI (Intervención Comunitaria Intercultural) cuajó en un grupo inicial promotor -implicando especialmente a educadores de San Pablo- que fue diseñando las bases del proyecto y realizó el trabajo más duro al comienzo que consistió en diseñar también un proceso anual. En febrero se formó un equipo de las 2 casas de juventud y los 2 pies y el Centro de Tiempo Libre. Posteriormente, a comienzos de marzo, se creó la Comisión de Barrio de Circo, invitando a todos los colectivos, recursos, entidades…, a que trabajasen ya en el Circo en el barrio o fuera de él. Desde entonces hasta el Festival, se han llevado a cabo 3 reuniones de esta comisión. 

Está claro que el Circo Social es un proyecto de participación,
¿cuántos agentes hay implicados y que papel tienen?

Hay más de 30 colectivos: recursos públicos, privados, entidades y asociaciones artísticas o culturales, asociaciones de vecinos… También cuenta con el apoyo y reconocimiento de 3 asociaciones de comerciantes del sector de San Pablo.

La labor se ha realizado en cuatro comisiones de trabajo: Espacios y recursos, pedagogía del Circo Social, evento del I Festival y comunicación, imagen y marketing.

Fotografía A54 insitu

¿Cómo ha sido recibido el Circo Social entre la población?

Con una propuesta así hay que ser muy cuidadoso, para que haya un compromiso e implicación por parte de los vecinos y vecinas del entorno en el que se desarrolla. Por eso hemos trabajado con el Servicio de Mediación Social para la labor de información. Sería un error que perdiéramos el proceso de participación abierta desde el acercamiento, y sentido de circo vinculado al barrio. Es social porque se dirige a jóvenes en situación de riesgo y/o de exclusión, y al conjunto de la infancia y juventud. Además, pretende devolver aprendizajes al barrio e impulsar procesos de transformación social. El ejemplo más claro es convertir un “solar punto negro” en una “escuela abierta de circo”. Estos conceptos son más fáciles de explicar a través de la acción y de slogans como “En un circo Social no hay público, todos somos actores”.

Estamos contentos de la acogida en el momento del Festival. Ha habido un interés general por la actividad y, en nuestra opinión, se ha captado el concepto tanto del Festival, como de la Escuela de Circo Social como una propuesta formativa, de dinamización del barrio y recuperación de Espacios, así como de impulso a la convivencia intercultural y de fortalecimiento de la cohesión social. 

En el Festival los talleres funcionaron bien, los pasacalles muy bien, y la Gala Final fue un momento divertido y de relación donde "nadie era espectador".  Los que vinieron a verlo manifestaban su deseo de que esto siga pasando en las calles y plazas del barrio. 


Como encaja el Circo Social en el resto de programas del Casco
Histórico, y en los programas de Ozanam?

Es una propuesta en construcción. Soñamos con ubicar la Escuela de Circo Social en un emplazamiento abierto, como un solar, y en un espacio más definitivo como podría ser el antiguo IES Luis Buñuel. 

Un horizonte posible es que en todos los espacios de educación formal y no formal se integre el circo como actividad y se incorpore la pedagogía del circo a los procesos formativos que ya se realizan. En verano se continuará haciendo Circo en el Casco Histórico, viendo la Carrera del Gancho como una nueva posibilidad de mostrar lo aprendido.

Pero hay un horizonte más ambicioso que es programar el primer curso de Escuela de Circo en el Casco Histórico a partir de septiembre de 2012 en un espacio común, donde se realizasen una batería de propuestas y ofertas con distintos niveles: iniciación, perfeccionamiento....y con la implicación y coordinación con otras iniciativas de circo de la ciudad.

El Circo Social tiene mucho que aportar como pedagogía, contenido y sentido a los recursos –muchos de ellos sin nexos entre sí- a las acciones comunitarias, por el vínculo que pueden tener con acciones que ya se desarrollan, -por ejemplo en la próxima edición de Zaragoza Diversa habrá una participación de un grupo de parkour que sale de la Escuela de Circo Social- y puede también enriquecerse y enriquecer otros procesos como la Carrera del Gancho o Modalena que ya están consolidados.

En relación a otros programas de Ozanam, también, puesto que desde el comienzo se han vinculado proyectos como el PICH Fachadas y Viviendas, con una intervención en el medianil del solar, en el Centro Socio Laboral en la construcción de algún elemento, y por supuesto todos los proyectos de infancia y juventud, que ya han comenzado a programar circo en sus actividades anuales. También el proyecto de Caixa Pro infancia, a través de los centros abiertos, ha podido participar, desarrollar talleres y participar en la gala final.

¿Se tiene previsto dar una continuidad o extenderla a otras zonas de la ciudad?

En verano se hará una oferta de actividades de Circo, algo así como un “Circo de Verano” en el Casco Histórico de Zaragoza.

Desde el comienzo, la Escuela y el Festival tienen vocación de estar abiertos a la participación de otros colectivos circenses y otros barrios. Este año ya participaron la Asociación de Malabaristas de Zaragoza, Teatro La Cosa de las Fuentes, y colectivos del barrio de San José. En general, la intención es proponer acciones de ciudad.

Tú has estado desde el principio en la creación y puesta en marcha del
proyecto. Nos interesa saber cuál es, en tu opinión, la mayor
aportación de esta nueva propuesta tanto al Casco, como al resto de la
ciudad.

Pensaba que ya el concepto se entendía fácilmente, pero he podido comprobar que vivencialmente se entiende fácil, prueba de ello es que niños y jóvenes se incorporan al Circo como propuesta muy original y vinculada a deportes de riesgo, donde se genera mucha adrenalina, energía, o también a disciplinas artísticas en redescubrimiento. El Circo del Sol ha hecho mucha pedagogía ciudadana alrededor del circo.

Me preocupa que, desde ámbitos de decisión de planificación de actividades educativas o sociales, el concepto no se comprenda o no se conozca. Por eso creo que es preciso incidir en la difusión de los fundamentos pedagógicos y las posibilidades. En este momento, por ejemplo,  queremos explorar los vínculos del Circo Social con una propuesta de Salud y Prevención.

La mayor aportación ha sido darle “nacimiento” a una Escuela de Circo Social identificada con todo el Barrio del Casco Histórico, y también imaginar un solar-escuela abierta como un nuevo espacio que programar, dotar de sentido y que dé vida a la zona de las Armas, que está convirtiéndose en un espacio muy chulo de vivencias y espacios originales (un huerto, un circo, un cine, un escenario, una escuela de música….).

Lo que más me ha impactado es la buena acogida que ha tenido la propuesta en más de 30 colectivos y que hayan acordado impulsarlo tan decididamente.



Como semilla queda el proyecto de una Escuela de Circo, ¿no es así? Explícanos en
qué consiste y quien puede participar.

La Escuela es el verdadero proyecto que construimos. El I Festival se crea para aprovechar la oportunidad y darnos a todos la lección de que compartiendo esfuerzos y recursos, es posible sacar adelante nada menos que un Festival de Circo Social.

La Escuela programará en septiembre su primer curso. Hasta entonces nos queda el recorrido necesario de estructurar contenidos, pedagogía del proyecto, afinar en ofertas, espacios a utilizar y seguir insistiendo con la ubicación definitiva y también trabajar para que el solar sea posible.

La Escuela estará abierta a la participación de niños, adolescentes y jóvenes y también a familias, dado que crearemos propuestas lo más amplias posibles, aprovechando también los recursos y espacios disponibles. En verano habrá una oferta de talleres, intensivos o de corta duración, hasta septiembre para participar en la Carrera del Gancho.

¿Cómo animarías a la ciudadanía a participar en el proyecto?

Si conseguimos dar un primer paso para facilitar el acceso y que la escuela sea muy accesible, habremos conseguido que la ciudadanía lo tenga fácil. Hay muchas formas de participar: como grupo –invitados en distintos momentos del curso-, participando y facilitando la participación a sus hijos, respondiendo a invitaciones familiares de “hacer circo en familia”. Lo importante ahora, es devolverle a la ciudadanía lo vivido en imágenes, memorias del evento…

Demuestras ser una persona apasionada con tu trabajo y que se cree totalmente el proyecto, por eso nos interesa conocer tus impresiones más profundas. Lo que ha quedado en tu retina de esta primera experiencia vivida con el Festival.
La Gala final se fue realizando manteniendo la tensión hasta el final porque amenazaba lluvia. A pesar de cómo iba empeorando el tiempo, los asistentes seguían esperando más actividad y más muestras. Esa entrega y ese respeto a los artistas que participaron –y que en su mayoría eran alumnos de cursos y talleres- me pareció encomiable. Y también digno de destacar cómo en el barrio del Gancho, especialmente el sábado muchos vecinos salieron de sus casas a presenciar el Circo. A veces las cosas pasan en el barrio pero sin el barrio. En este caso el Circo es muy del barrio desde el primer momento.

Muchas gracias, Seve, y felicidades a todos los implicados por esta importante iniciativa en la que se demuestra que la ciudadanía, cuando se cuenta con ella, se implica activamente en procesos de mejora de nuestros barrios y municipios.

Collage de imágenes Julio Marín

miércoles, 16 de mayo de 2012

¿Cómo están ustedes? Este fin de semana I Festival de Circo Social en el Casco Histórico





Enmarcado en el Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (ICI) que impulsa la Obra Social “la Caixa" a nivel estatal, con acciones comunitarias en 17 barrios de distintas ciudades, esta mañana se ha presentado el I Festival de Circo Social, que se llevará a cabo en el Casco Histórico con  la Fundación Federico Ozanam y el Ayuntamiento de Zaragoza.

En la rueda de prensa han participado Joana Prats, subdirectora del Área de Integración Social Obra Social “la Caixa", José Manuel Alonso, presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico y responsable del Plan Integral del Casco Histórico, José Manuel Latorre, coordinador del equipo ICI de Ozanam y Javier Gracia, coordinador del programa del festival.  

La representante de la Obra Social “la Caixa” ha destacado la importancia de proyectar una imagen positiva y constructiva en los territorios. Algo que ya están comprobando porque desde principios de año están trabajando en el proyecto ICI en 17 territorios que, aún con características diferentes, tienen como denominador común una alta diversidad cultural.

Por parte de la Fundación Ozanam se ha valorado especialmente este proyecto porque, hasta ahora, faltaba el circo dentro del programa de actividades dinamizadoras que se llevan a cabo en el Casco Histórico. Un barrio donde el trabajo comunitario es modélico. Prueba de ello es la implicación en el proyecto de más de 30 recursos de Zaragoza, entre colegios y profesionales. Además, Latorre ha destacado la importancia de que los jóvenes sean protagonistas y lideren, en el futuro, los talleres. Valoración que ha completado Alonso, como representante del municipio, dando importancia al importante papel integrador de todos los programas que se desarrollan en el barrio.

Javier Gracia, educador, artista y coordinador del programa, ha hecho notar que el Festival tiene, además, un fin pedagógico sobre el conocimiento de las distintas técnicas circenses.

A lo largo de este fin de semana, los vecinos podrán disfrutar de actividades como un taller de parkour (realizar piruetas aprovechando el mobiliario urbano) a cargo de 'Los gatos oscuros' que tendrá lugar el viernes, 18 de mayo, entre las actividades programadas de 18.00 a 20.30 horas en la Plaza de La Magdalena.
Precisamente la Plaza de la Magdalena será el punto final del pasacalles inaugural que partirá este viernes a las 17.30 horas de la Plaza de San Bruno para seguir por el Arco del Deán, Calle de Palafox, Calle de Gavín, Plaza de San Ignacio Jordán, Calle de Martín Carrillo y desembocar en la Plaza de la Magdalena.
Entre los talleres del viernes se ha previsto otro de Magia que impartirá Javi el Mago en la Casa de las Culturas, acrobacias con BMX (un tipo de bicicleta) en el Solar de la Calle San Agustín, 35.
El sábado se iniciará con una intervención artística de graffiti a las 10.00 horas en el Solar de la Calle de Las Armas en el que participarán Danjer, Cisko, Ledesert y Chikita, entre otros.
Entre las 11.00 y las 14.00 horas se sucederán los talleres abiertos de equilibrios, en la Plaza Santo Domingo; aéreos, en la Plaza de Las Armas; parkour y malabares para concluir un taller de danza aérea.
La sesión de Dj,s a las 11.30 horas en la Plaza de las Armas dará paso a la Charanga Clown de artistas del gremio y troupe circense del Gancho que partirá de la Plaza Santo Domingo para llegar al Mercado Central.

Tras la Circomida, en la que cada asistente se llevará su comida, en la Plaza de Las Armas, se podrá asistir a otra sesión de Dj,s.
La Gala Final de Circo que cierra el Festival tendrá lugar el sábado 19 a partir de las 17,00 horas en la plaza del Centro de la Música de la calle Armas.
Más allá del fin de semana, quien lo desee puede apuntarse a los cursos estables de la Escuela de Circo. Algunos talleres son intergeneracionales y puede participar todo la familia.

Más información e inscripciones en escuelacircosocialch@gmail.com.
Teléfono 976 44 48 34.
 


jueves, 10 de mayo de 2012

I Festival de Circo Social en Zaragoza



En el marco del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural que impulsa la Obra Socialla Caixa” a nivel estatal, se están desarrollando durante esta primavera acciones comunitarias en 17 barrios de todo el país, siendo la Fundación Federico Ozanam y el Ayuntamiento de Zaragoza los promotores en el barrio del Casco Histórico.

Los días 18 y 19 de mayo de 2012 se celebrará en las calles de Zaragoza el I Festival de Circo Social,  un encuentro entre todos los que viven o trabajan en el Casco Histórico, para mostrarse y mostrar al resto del municipio el orgullo de pertenecer a un barrio que trabaja cada día por superarse. 

La participación es abierta y gratuita. Información e inscripciones en: 976 44 48 34 / escuelacircosocialch@gmail.com


martes, 8 de mayo de 2012

UNA GRANJA EN CADENA


Leonardo, encargado de los animales en la Granja Escuela CAI Torrevirreina nos recibe con una amplia sonrisa. Va a ser nuestro guía y nos explicará cómo se organizan las tareas.
Empezamos la visita conociendo a los protagonistas de la granja: los animales. Cerdos vietnamitas, cabras, una oveja, una poni y un mulo, patos, gallinas, gallos, un pavo real, una tortuga… Leonardo cuenta orgulloso que “todos los animales son muy cariñosos y se llevan genial con los niños y visitantes”.

Los animales campan a sus anchas. Llama la atención la sintonía entre todos los habitantes del recinto ya que, a pesar de sus evidentes diferencias, forman una gran familia.
Seguimos el agradable paseo, y nos encontramos con Manolo y sus chicos del taller de albañilería. En ese momento están arreglando el sistema de canalización que permitirá limpiar, sin problemas, las jaulas de los animales. Además, aprovechando la llegada del buen tiempo, están haciendo una pequeña piscina para que los patos puedan disfrutar de unos buenos remojones. Aunque parece que tendrán compañía, porque Pinki el cerdito ya está esperando en la primera escalera de la futura charca.

En Torrevirreina siempre hay algo que hacer y eso lo sabe muy bien Martín, el informático de la Granja. Después de su jornada laboral se enfunda unas botas y su mono de trabajo y colabora como voluntario en todo lo que es necesario.

Continuamos el recorrido y conocemos a Amaya, coordinadora de las visitas de los niños. Está preparando unas actividades muy divertidas para el próximo grupo con las que aprenderán de qué color es cada animal, si tienen pelo o plumas, cómo se comunican…

Llegamos al huerto. Allí un amplio grupo de personas están cultivando las hortalizas. Cuando llegue la fecha, el resultado de ese trabajo servirá de alimento a todas las personas que integran el equipo, a voluntarios, alumnos y visitantes de la granja. Además, los animales también recibirán parte de ese suculento manjar.

Tras conocer de cerca el funcionamiento, llegamos a la conclusión de que la Granja Escuela es una gran cadena, en el que todos sus integrantes son parte importante. Un perfecto engranaje en el que el trabajo del grupo  revierte en el propio centro y en el bienestar de todos. Un lugar en el que, el cuidado por el medio ambiente y la naturaleza, potencia la inserción social, el civismo y la solidaridad.

Termina nuestro recorrido. Os aseguramos que nos gustaría quedarnos todo el día. ¡Hay tan buen ambiente…! pero Leonardo debe volver a sus labores. Seguro que sus animales lo están esperando impacientes. Nos despide con esa sonrisa que no ha abandonado en toda la visita y nos vamos sabiendo que,  antes o después, volveremos a este lugar tan especial.
¡Buen trabajo, compañeros!

ASÍ RESPIRA LA GRANJA

Son las 7 de la mañana y la Granja – escuela CAI Torrevirreina de Ozanam comienza a despertarse. Leonardo, encargado de los animales, se prepara para dar los buenos días, como todas las mañanas, a sus amigos.

Hoy hay bastante revuelo y es que la familia de los gallos y las gallinas han despertado a todo el vecindario hace rato. Son unas charlatanas, y entre cocoroco y kikiriki ¡no hay quién duerma! Están nerviosas porque se rumorea que hoy hay para comer uno de sus manjares preferidos: hortalizas del huerto de la granja.

La suave poni Laila y su hijo el mulo Platero son los primeros en salir a pasear. Contentos, estiran las patas y ven cómo han avanzado los arreglos en la granja. Los chicos del curso de carpintería han restaurado las vallas de madera y las han dejado como nuevas.

Blanquita, “Blanqui” para los amigos, está muy contenta. ¡Hoy tiene sesión de peluquería! Con la llegada del calor van a esquilarle, y por fin se quitará de encima toda esa mata de lana que tanto calor le está dando estos días.

Pinki y Binki no han pegado ojo en toda la noche, y es que desde que nacieron sus pequeños cerdos vietnamitas hace un mes esto es un no parar. ¡Qué dura es la paternidad!

Peny y Cherry esperan impacientes su turno. Tienen unas ganas inmensas de que lleguen los cuidadores. Les encanta colarse entre humano y humano, son tan altos y graciosos… además, les cuidan genial. Manolo y sus chicos del taller de albañilería han arreglado la verja de su jaula y están haciendo un gran trabajo con las acequias y los desagües de la granja.

Además, aprovechando la llegada del buen tiempo también están construyendo  una pequeña piscina para que los patos de la granja se puedan pegar unos buenos remojones. Pero parece que tendrán compañía, porque Pinki el cerdito ya está esperando en la primera escalera de la futura charca.

Torbellino, la tortuga, ha sido una de las últimas en llegar. Su dueño la donó a la granja y ella está la mar de contenta con todos los nuevos amigos que ha hecho. Ella remolonea unos minutos más antes de comenzar su día. Mientras se estira piensa: “venga, hoy sí. Hoy voy a correr”.